Comparar listados

GUILLERMO CAREY, DIRECTOR DE AMCHAM CHILE

“Las empresas estadounidenses siguen viendo a Chile como un país atractivo para invertir”.

Durante el 2017, uno de los principales temas en la agenda pública fue el crecimiento económico. En el marco de las elecciones, se habló largamente de cómo los resultados afectarían la inversión extranjera y, por consiguiente, la proyección de crecimiento del país para los próximos años. Hoy, los ánimos están más calmados y el sector empresarial respira más tranquilo con los pronósticos entregados tanto por el Banco Central como por el Fondo Monetario Internacional, que respaldan una tasa de entre un 3,25% y un 4%.

En los ojos de Guillermo Carey, director de la Cámara Chilena Norteamericana de Comercio (AmCham), institución que vela por las buenas relaciones comerciales entre Chile y Estados Unidos, esto no es más que un buen augurio para las relaciones bilaterales entre ambas naciones. “Con este escenario, Chile retomaría la posición de líder económico a nivel regional, convirtiéndonos en la segunda mayor expansión en América Latina. Chile cuenta con marcos regulatorios que son reconocidos y valorados por empresas de Estados Unidos, lo que, sin duda, representa un impulso al desarrollo de diversas áreas, en particular, de aquellas que se vinculan con avances tecnológicos, materias de digitalización y creación de nuevos negocios”, dice.

Cabeza de este organismo desde 2014 y abogado especializado en temas de protección de datos, propiedad intelectual y comercio electrónico, Carey es de esas personas que parece haberse formado toda su vida para el cargo que lleva. Es tanto así, que en el marco de la celebración de su centenario y pensando en los próximos cien años de la institución, los dos grandes pilares de trabajo que se planteó la AmCham coinciden justamente con la expertise de Guillermo. La clave, dice el director, es poner énfasis en temas que en Chile son planteados como “del futuro”, pero que en Estados Unidos ya son parte del presente: “Por tal motivo, nos interesa promover el diálogo y el intercambio de experiencias y buenas prácticas en La AmCham celebra 100 años de presencia en nuestro país, años que han estado marcados por una larga y exitosa relación entre Chile y Estados Unidos. Con foco en el futuro y en desafíos como la ciberseguridad y la inteligencia artificial, su director traza la ruta para esta nueva etapa de la asociación gremial.

Durante el 2017, uno de los principales temas en la agenda pública fue el crecimiento económico. En el marco de las elecciones, se habló largamente de cómo los resultados afectarían la inversión extranjera y, por consiguiente, la proyección de crecimiento del país para los próximos años. Hoy, los ánimos están más calmados y el sector empresarial respira más tranquilo con los pronósticos entregados tanto por el Banco Central como por el Fondo Monetario Internacional, que respaldan una tasa de entre un 3,25% y un 4%.

En los ojos de Guillermo Carey, director de la Cámara Chilena Norteamericana de Comercio (AmCham), institución que vela por las buenas relaciones comerciales entre Chile y Estados Unidos, esto no es más que un buen augurio para las relaciones bilaterales entre ambas naciones. “Con este escenario, Chile retomaría la posición de líder económico a nivel regional, convirtiéndonos en la segunda mayor expansión en América Latina. Chile cuenta con marcos regulatorios que son reconocidos y valorados por empresas de Estados Unidos, lo que, sin duda, representa un impulso al desarrollo de diversas áreas, en particular, de aquellas que se vinculan con avances tecnológicos, materias de digitalización y creación de nuevos negocios”, dice.

Cabeza de este organismo desde 2014 y abogado especializado en temas de protección de datos, propiedad intelectual y comercio electrónico, Carey es de esas personas que parece haberse formado toda su vida para el cargo que lleva. Es tanto así, que en el marco de la celebración de su centenario y pensando en los próximos cien años de la institución, los dos grandes pilares de trabajo que se planteó la AmCham coinciden justamente con la expertise de Guillermo. La clave, dice el director, es poner énfasis en temas que en Chile son planteados como “del futuro”, pero que en Estados Unidos ya son parte del presente: “Por tal motivo, nos interesa promover el diálogo y el intercambio de experiencias y buenas prácticas en torno a la inteligencia artificial, el relacionamiento colaborativo sustentable, la gestión en salud y la incorporación de mejores prácticas, entre otros”.

Uno de los estos temas donde la AmCham pone énfasis es la inteligencia artificial. Este concepto quedó relegado al género de la ciencia ficción por mucho tiempo, y sin embargo hoy es algo que tenemos incorporado en nuestro día a día, incluso sin darnos cuenta. Hay algunos que dicen que es imperativo regular y limitar el desarrollo del aprendizaje de máquinas, mientras que muchos actores de la industria tecnológica desestiman el mito del “levantamiento de las máquinas”, asegurando que no estamos ni cerca de algo como eso. De una u otra manera, en Chile como en muchas partes del mundo, este debate es aún muy incipiente o incluso inexistente, y generarlo es una de las prioridades de AmCham hoy por hoy. “Este año creamos el Consejo Empresarial de Inteligencia Artificial” —cuenta Carey— “que consiste en una agrupación de empresas socias de la Cámara que se reúnen y trabajan en diversas acciones para conocer, compartir, aprender, exponer y difundir aspectos relacionados con la inteligencia artificial y su aplicación en el mundo de la empresa”. En un frente parecido, Guillermo Carey está también liderando una iniciativa por la ciberseguridad desde la AmCham, un tema que en los últimos días ha tomado especial importancia dados los diversos ataques informáticos a instituciones bancarias en nuestro país. Para esto, la asociación gremial se integró como miembro de la Alianza Chilena de Ciberseguridad, que busca promover el fortalecimiento y el desarrollo de este tema en el país mediante el fomento de la educación, el uso responsable de las tecnologías y la creación de canales de comunicación entre los privados y el gobierno, entre otros. “Estos temas —la inteligencia artificial y la ciberseguridad— se tienen que discutir desde una visión a nivel país”, aclara Carey.

           

Éstos son solo algunos de los objetivos de la AmCham para esta nueva etapa, que en el marco de una fructífera relación chileno-americana tanto en el ámbito político como comercial, tienen un buen pronóstico. “Las empresas estadounidenses siguen viendo a Chile como un país atractivo para invertir por muchos motivos, pero también por la estratégica posición que tenemos a nivel latinoamericano”, dice Carey. “Estados Unidos es un importante inversor en Chile con un stock acumulado cercano a los 29.000 millones de dólares a enero 2017. En materia de comercio, el TLC entre Chile y Estados Unidos es un modelo para seguir, ya que éste ha ampliado el comercio bilateral en 350% en los últimos 13 años. Esto demuestra un interés importante en profundizar relaciones comerciales, inversiones y de intercambio de buenas prácticas entre ambos países”.

YOUTUBE: AMCHAMCHILE

FLICKR: @AMCHAM CHILE

INSTAGRAM: @AMCHAM_CHILE

LINKEDIN: AMCHAMCHILE

TWITTER: AMCHAMCHILE